LOS DRONES EN SEGURIDAD PRIVADA: LA VIDEOVIGILANCIA AVANZA

Entre los nuevos dispositivos tecnológicos que se están haciendo un hueco en seguridad se encuentran los drones, los cuales comenzaron como un dispositivo para el ocio pero que poco a poco empezaron a ser utilizados para otro tipo de actividades más provechosas no sólo en el ámbito de la seguridad privada, sino en otros en los que también han visto un excelente recurso para facilitar y mejorar el trabajo.

El uso de drones en Seguridad permite trabajar desde el aire sin requerir otros medios mucho más costosos como helicópteros o avionetas, los cuáles sólo pueden permitirse cuerpos de ámbito nacional o autonómico, pero aun así con restricciones en cuanto a poder disponer de estos libremente debido a la cantidad de unidades o requerimientos técnicos.

Las aplicaciones que tienen los drones son infinitas: gestión de la calidad del aire, seguridad vial, seguimiento de especies en peligro de extinción, prevención y extinción de incendios, control meteorológico, publicidad, grabación de eventos deportivos, búsqueda y rescate de personas etc. Pero dónde realmente ofrecen mayores posibilidades es a la hora de desempeñar funciones de seguridad y videovigilancia.

Hasta ahora, el uso de drones con videovigilancia está muy extendido en control de fronteras, en la supervisión y protección de grandes espacios por parte de policía y fuerzas de seguridad y especialmente a nivel militar y en funciones de espionaje. Pero su uso, cada vez está más extendido en el ámbito privado, pues es la mejor solución de videovigilancia para la protección y vigilancia de grandes espacios, por su amplio campo de visión, por su velocidad y por su versatilidad.    

Videovigilancia Con Drones
LOS DRONES EN SEGURIDAD PRIVADA: LA VIDEOVIGILANCIA AVANZA 1

¿Cómo funciona la videovigilancia a través de drones?

La videovigilancia a través de drones está indicada para la protección y seguridad perimetral de grandes superficies. Es una solución de videovigilancia fiable, eficaz y en alta resolución. Los drones están equipados con cámaras de seguridad de alta resolución FHD 1080 con estabilizador de imagen que garantiza imágenes de gran nitidez y neutraliza los movimientos del dron. Las imágenes se transmiten en tiempo real de forma inalámbrica a un grabador de videovigilancia que garantiza la integridad de las imágenes y las valida como prueba judicial en caso de que se capte un delito.

Como sucede con las aspiradoras autónomas del hogar, el dron puede programarse para que despegue a las horas establecidas de manera que realice tareas de seguridad y reconocimiento del terreno de forma automática. También puede manejarse en remoto por un operador.

Los drones, además de equiparse con cámaras de vigilancia de alta resolución, disponen de visión nocturna (cámaras de vigilancia infrarrojas), GPS (para programar sus vuelos) e incluso los más avanzados disponen de funciones de reconocimiento facial que les permite identificar usuarios y detectar intrusos y accesos no autorizados.

A diferencia de las cámaras de vigilancia fijas que sólo son útiles cuando la intrusión o la incidencia tiene lugar delante de su objetivo, el dron es capaz de buscar, localizar y seguir objetivos. Además, se encuentra sobrevolando el objetivo a decenas de metros de altura, por lo que resulta imposible que sea saboteado con sprays de pintura.

Rondas de videovigilancia a través de drones

Los drones con cámaras de vigilancia incorporada, se pueden programar para que en diferentes horas realicen rondas de videovigilancia. Las rutas y duración de las rondas se pueden definir previamente y el drone sobrevolará los puntos establecidos gracias a la localización GPS. De esta manera, se puede programar para que el dron despegue y realice rondas nocturnas cada hora, comprobando los accesos y el perímetro del espacio a proteger, de la misma manera que lo haría un vigilante físico. El tiempo que el dron no esté sobrevolando, lo pasaría recargando su batería en la base, despegando sólo en los horarios programados o en caso de que se detecte una intrusión.

Si se desea que las rondas se realicen de forma ininterrumpida durante las 24 horas del día, existe la posibilidad de programar un conjunto de drones de manera que se vayan “relevando” en el vuelo, solucionando así los problemas de autonomía del dron. Cuando un dron se está quedando sin batería, vuelve a la base a recargar mientras despega un nuevo dron a relevarle en vuelo en sus funciones de vigilancia. Cuando regresa a la base el último dron, el primero ya ha recargado su batería y puede volver a volar de nuevo garantizando el reconocimiento del espacio a proteger de manera constante.

Durante las rondas de vigilancia, si el dron detecta movimiento en zonas de acceso restringido a través de su sensor de detección de movimiento, saltará una alarma en la Central Receptora de Alarmas, en ese momento, el dron pasará a la función seguimiento o bien el operador de la central podrá tomar el control manual en remoto.

Ventajas de la videovigilancia a través de drones

  • Menor coste que el personal de vigilancia físico
  • Visión aérea
  • Funcionamiento en situaciones de alta toxicidad
  • Capacidad de proteger grandes extensiones de superficie
  • Rápido desplazamiento
  • Operatividad en terrenos irregulares y áreas de difícil acceso
  • Información en tiempo real
  • Imposibles de sabotear (pintadas, rotura…)
  • Salvaguarda la vida de los vigilantes
  • Estrategias de seguridad más eficaces
  • Permiten esquivar todo tipo de obstáculos
  • Posibilidad de programar rutas
  • Posibilidad de perseguir objetivos
  • Manejo en remoto
  • Reduce los riesgos de la intervención directa
  • Funcionamiento autónomo

Cámaras de seguridad en drones: solución a la movilidad

Desde hace años, la tecnología avanza para favorecer la movilidad en todos los ámbitos de la vida. El teléfono fijo dejó paso al teléfono móvil, los ordenadores portátiles y más recientemente los teléfonos inteligentes están sustituyendo a los ordenadores de sobremesa, hoy, podemos ver la televisión desde cualquier dispositivo con conexión a Internet y podemos comprar prácticamente cualquier cosa sin necesidad de salir de casa.

La videovigilancia no es una excepción y su futuro pasa por la movilidad. Hasta la fecha, los sistemas de videovigilancia tenían una movilidad muy reducida, las cámaras de seguridad se instalaban en un punto fijo limitando su ángulo de visión. Sólo en los casos de las cámaras de seguridad motorizadas podía controlarse su zoom y orientación y en casos excepcionales podían desplazarse a través de un costoso y limitado rail (travelling) o tirolinas.

Gracias a la incorporación de videovigilancia en drones, estos problemas se han acabado y la cámara de seguridad puede moverse libremente sobre cualquier espacio, incluso hacer seguimiento de objetivos. La visión de las cámaras de seguridad en drones es aérea, 360 grados y puede desplazarse sin limitaciones.

Ponte en contacto con NOVASEP, expertos en seguridad privada en Colombia. Utiliza la tecnología en la seguridad privada a tu favor. Videovigilancia con drones y más. Realizamos el análisis de esquemas de seguridad de tu empresa. Contáctanos.

Compartir

Últimas Noticias

logo novasep

NOVA SEGURIDAD PRIVADA LTDA., es una Empresa de Servicios de Seguridad Privada que ofrece sistemas de seguridad física, electrónica y vigilancia humana, integrales e innovadoras.

Contáctanos

Nuestras Sedes

Ubícanos

Hola, bienvenido!

Ingresar a tu cuenta